Hildur Gudnadóttir – Without Sinking

Hildur Gudnadóttir - Without Sinking

ARTISTA: Hildur Gudnadóttir
ÁLBUM: Without Sinking
DURACIÓN: 47:52
AÑO: 2009
SELLO: Touch
PAÍS: Islandia
ESTILO: Instrumental
SUENA COMO: Peter Broderick. Amiina. Johann Jóhannsson.
WEB: Hildur Gudnadóttir Web.
MYSPACE: Hildur Gudnadóttir MySpace.
LASTFM: Hildur Gudnadóttir LastFm.

SAMPLE:
[flash http://media.imeem.com/m/ogNGLHCIen/aus=false/]

TRACKLIST:
1.Elevation
2.Overcast
3.Erupting Light
4.Circular
5.Ascent
6.Opaque
7.Aether
8.Whiten
9.Into Warmer Air
10.Unveiled

SOBRE LA BANDA:
Without Sinking es el segundo disco en solitario de Hildur Gudnadóttir, una violonchelista y compositora islandesa, conocida sobre todo por sus colaboraciones con otros grupos como múm o como miembro activo de Jitchen Motors en Reykiavik. Estudia desde niña en la Academia de música de Reykiavik y luego en la Universidad de Künste en Berlín. Su primer disco en solitario, Mount A, del 2006, se graba entre Nueva York e Islandia y en el mismo desempeña todos los instrumentos que aparecen en el disco, vibráfono, chelo, viola de gamba, arpa y voz. Es miembro de Storsveit Nix Noltes, un grupo islandés que mezcla tradiciones búlgaras, y griegas con ritmos de baile. El disco que nos ocupa presenta colaboraciones interesantes como la del islandés Johann Jóhannsson y Skúli Sverrisson al bajo ,además de su padre, Guðni Franzson en el clarinete y clarinete bajo. Esta mezclado por Valgeir Sigurðsson y Hildur en Greenhouse Studies en Islandia, y masterizado por Denis Blackham en Skye. Ella se ha encargado del chelo, la cítara, los procesadores y la voz. Podéis oírlo, descargarlo y comprarlo en Touch. Hildur Gudnadóttir es una gran chelista con buena técnica y sobre todo con un impresionante historial de colaboraciones que incluye trabajos con Pan Sonic,, Johann Johannsson, Skúli Sverrisson y Ben Frost. Este disco es sobre todo un canto al chelo, una experimentación a través de los distintos registros del mismo y un trabajo lleno de la melancolía que implica el sonido de este instrumento.

ME GUSTA:
+ El sonido del violonchelo, no podía ser de otra manera, y su manera de crear misteriosas pinturas de paisajes con una pureza casi mística, a través de, en la mayoría de los minutos, solo cuatro cuerdas.
+ Que el disco celebre y se base solo en un único instrumento, y con el mismo cree estados de ánimo casi cinematográficos, que no son ni triviales ni tópicos
+ Esa independencia que tiene de los motivos tan típicos y tópicos para este tipo de música de Max Richter y sí de la experimentación de Johann Johannsson o Sylvain Chauveau.

ME DISGUSTA:
+ Lo espaciado del disco, la moderación y la expectativa que me provoca su escucha porque no llega a ningún puerto claro, porque naufraga en las partes más emocionales y no permite nunca que las cualidades más expresivas del sonido del chelo se abran camino en el disco. No hay terror, ni pasión, ni catarsis.
+ Que el resultado final sea insatisfactorio, no ha conseguido explotar todos los recursos de un instrumento que de sobra conoce, no hay ritmos variados, no hay melodías amplias, no hay registros agudos, ni siquiera armonías ideales para explotar el sonido del chelo. Queda todo en un blanco y negro, en una revista de consulta de médico, no hay fiordos, ni noches estrelladas.
+ El disco carece de un centro, algo lo suficientemente fuerte como para que sea independiente. Se siente más como una tarjeta de llamada publicitaria que con un claro argumento algo que habría sido de mucha ayuda para una escucha más activa.

MEJORES TEMAS:
1.Elevation
Porque es uno de los cortes con esquema cada vez más intenso.
10.Unveiled
La más experimental, ondulada, prudente y con un dominio mayor de las posibilidades del chelo.

ULTIMAS PALABRAS:
Aunque Björk y Sigur Ros se llevan toda la prensa de la escena islandesa, en silencio, Gudnadóttir ha acumulado una impresionante discografía a través de colaboraciones y estos dos trabajos en solitario. Este es un buen disco para los que no estén muy familiarizados con el sonido de la cuerda frotada, para los que desconozcan las posibilidades de un chelo, para los que no se hayan acercado a los cuartetos de Berg y nunca hayan oído hablar de las Suites de Bach para chelo. No es post-rock ni música clásica, es simplemente una oda al chelo. Esta islandesa muestra mucho talento y buenas ideas al afrontar un disco en solitario que en su mayoría se basa en el sonido de un único instrumento. A mi juicio ha perdido la oportunidad de hacer algo más arriesgado, de experimentar con las posibilidades que los medios de hoy nos permiten a los músicos con instrumentos de corte clásico para probar nuevos sonidos y no solo limitarnos a hacer dobles cuerdas y grabar melodía tras melodía. Os invito a que oigáis el disco, es una buena manera de relajarse, de desquiciarse o de ambas cosas según el momento. Y si al finalizar la escucha tenéis ganas de más dosis de chelo no dudéis en consultarme, porque estaré encantada de orientaros.

VALORACIÓN GREY DAY ZINE:

¿CUAL ES TU VALORACIÓN?:

Leave a Reply