Ahleuchatistas – Of The Body Prone

Ahleuchatistas - Of The Body Prone

ARTISTA: Ahleuchatistas
ÁLBUM: Of The Body Prone
DURACIÓN: 48.35
AÑO: 2009
SELLO: Tzadik Records
PAÍS: USA
ESTILO: Math Rock. AvantGarde. Progressive.
SUENA COMO: John Zorn. Marc Ribot.
WEB: Ahleuchatistas Web.
MYSPACE: Ahleuchatistas MySpace.
LASTFM: Ahleuchatistas LastFm.

SAMPLE:
[display_podcast]

TRACKLIST:
1.2/3 Consensus On The Un-Finite Possibilities
2.Owls
3.Those With Guns
4.Why Can’t We Be In Jamaica?
5.Racing Towards The Hard Kernel
6.Eastside Uptight
7.Dancing With The Stars
8.Total Nightmare In A Deep Dive
9.Making The Most Of The Apocalypse
10.Map’s Tattered Edges

SOBRE LA BANDA:
Ahleuchatistas son un trío instrumental de Ashville, guitarra, bajo y batería, que en este quinto álbum, Of The Body Prone, en el que han sido fichados por John Zorn para su sello Tzadik Records, siguen mezclando improvisaciones y canciones llenas de cortes controlados en el que es el debut del nuevo batería, Ryan Oslance. Hablar de Ahleuchatistas da la misma sensación de pérdida que oír su música, pero también produce la misma sensación de frescura y de novedad. Suenan a math rock, a jazz, a rock progresivo, avant-garde y a todo lo experimental que podáis imaginar concentrado en casi cincuenta minutos. Con respecto a anteriores trabajos Oslance ha contribuido a dar una energía y estética al álbum que ejemplifica el cambio radical conceptual que mostraban anteriormente, algo que ha sido apoyado por la incorporación de efectos y bucles sonoros en la guitarra de Shane Perlowin y al detalle en las texturas del bajo de Derek Poteat. Su nombre revela su compromiso político con el movimiento zapatista.

ME GUSTA:
+ Es una música que indica el límite de su propio horizonte de desterritorialización, al menos de la forma en que parecen hacer posible la misma. Esta música exige su propia superación, en un sentido contradictorio, porque aún casi de manera sintética y de forma simultánea garantiza su preservación a través de la propia radicalidad de su subversión.
+ Su exactitud de expertos instrumentistas, la ejecución y el virtuosismo en la producción musical, ese fetichismo y perversión musical que practican, en el verdadero sentido del término.
+ Las canciones con secciones meticulosamente compuestas, que pueden perfectamente derrumbarse y dar paso a las improvisaciones que se producen, por así decirlo, en las grietas de lo que parecen ser casi conscientemente composiciones planificadas al milímetro.

ME DISGUSTA:
+ Que el disco nos ofrece una especie de reflexión crítica, como buena obra de arte musical, tratando de potenciar la capacidad revolucionaria latente en el oyente, pero los excesos del disco son precisamente los que nos impiden ir más allá de una atenta escucha para tratar de poder imbuirnos en su música.
+ La portada del disco, por cortesía de Courtney Chappell, sosa, oscura y carente de atractivo totalmente, que nada tiene que ver con el colorido del interior.
+ Que este disco por su complejidad debe ser considerado como contenedor de música no apta para todos los públicos, pero aquellos que hagan el esfuerzo serán recompensados con creces.

MEJORES TEMAS:
4. Why Can’t We Be In Jamaica?
No tiene trazas evidentes del reggae de Jamaica o de formas musicales caribeñas, pero nos permite ver ese intrincado juego y nadar dentro de una compleja estructura compositiva que sirve como raíz.
8. Total Nightmare In A Deep Dive
Perfecta como banda sonora a lo Ennio Morricone, en una película de corte apocalíptico, con rasgueos en la guitarra buscando la destrucción total del sonido

ULTIMAS PALABRAS:
Es cierto que se podría y debería esperar mucho de las grabaciones de un grupo bajo los auspicios del venerable John Zorn, pero no es malo el resultado de Ahleuchatistas. Ellos son capaces de combinar “Ah-Leu-Cha” una melodía totalmente explotada por grandes como Charlie Parker o Miles Davis y lo revolucionario del movimiento mejicano zapatista, además de brindarnos con explícitas referencias a la estética de Theodor Adorno. Pero la característica principal de la escucha de Ahleuchatistas es que nos deja desconcentrados y desconcertados, porque no ejerce ningún tipo de resistencia a que consumamos su música de manera fácil y que a la vez pueda llevarnos al mayor éxtasis. Es decir que si Adorno levantase la cabeza vería en este disco un producto musical de gran potencial crítico para el oyente, con una completa docilidad para la dominación inherente. No se si Perlowin, Poteat y Oslance estarían de acuerdo conmigo en juzgar así su trabajo, o si habréis entendido algo de lo que he querido decir, pero lo que es claro es que, Of The Body Prone, nos ofrece una música llena de alteraciones armónicas salpicadas con melodías angulosas y texturas casi impresionistas, creando una especie de tormenta de fuego polirrítmico con agresivas percusiones y que increíblemente fluye a través de sus canciones vibrantes, con giros inesperados creando temas memorables, frescos y coloridos

VALORACIÓN GREY DAY ZINE:

¿CUAL ES TU VALORACIÓN?:

Ahleuchatistas - Of The Body Prone, 4.0 out of 6 based on 2 ratings

Leave a Reply